octubre 17, 2021

TÉCNICAS BÁSICAS DE NETWORK MARKETING

Conocer las técnicas para alcanzar el éxito en el mercadeo es red es un factor clave en el desempeño del negocio de MLM. Vamos a ver una serie de ideas clave para poder desarrollar efectivamente los puntos más importantes del network marketing.

 

Vamos a hablar de los pasos previos a mostrar la propuesta o dar el plan, ya que estos son puntos muy importantes. Dejaremos para otro artículo, más adelante, las estrategias para dar el plan de marketing.

Sin dudas, y rememorando la frase de Víctor Frankl, “quien tiene un porqué, encuentra un cómo”. El primer paso para todo networker es tener claro su sueño y su meta. Aunque parezca lo mismo, no lo es.

 

 

PRIMER PASO: SUEÑOS Y METAS

El sueño es aquello que quieres conseguir. Puede ser algo tangible o no, puede ser algo económico o no. Es decir, el sueño puede ser desde conseguir algo material, como una casa o un buen automóvil, como el sentimiento de libertad. Soñar es la parte más fuerte del negocio, ya que cuando flaquean las fuerzas, tenemos que aferrarnos a ese sueño, para poder seguir en la lucha.

El sueño nos mantiene despiertos, vivos y en acción. El sueño es ese estímulo, ese motor que nos impulsará a pelear y a mantenernos “motivados”, ya que ese sueño es el “motivo” por el que hacemos el negocio. Nunca lo olvides, mantenlo latente junto a ti. Si el sueño es algo material, tangible o visible, lleva siempre contigo una foto de aquello por lo que luchas y ten otra visible en tu casa, en el fondo de pantalla de tu ordenador o móvil.

Por otro lado, la meta es otra cosa. Es decir, si para conseguir mi sueño necesito llegar a Esmeralda, mi próxima meta será llegar a la clasificación de Esmeralda. La meta es llegar a conseguir el estatus o el “pin” que me permite alcanzar mi sueño. La meta es algo más identificable y ligado a mi actividad en el network marketing, además la meta tiene una fecha de consecución.

Al igual que un proyecto arquitectónico, una meta debe de llevar implícita una fecha de finalización de obra. ¿Te imaginas una empresa de construcción que tiene un proyecto (sueño) de construir un hotel de cinco estrellas junto al mar, planifican las obras para construirlo (meta), pero no establece una fecha para acabar dicha obra?

Las metas son objetivos que tenemos que cumplir para alcanzar los sueños, con una estrategia de acción y una fecha de consecución. Si el camino se hace difícil, jamás cambies la meta, solo puedes permitirte cambiar la fecha. Siempre pueden ocurrir imponderables que te lleven a aplazar un poco la meta, pero por motivos concretos y serios, no por procrastinación.

Tanto el sueño, como la meta necesitan nutrirse de compromiso. Comprométete con tu sueño, aférrate a él y pelea por tus metas.

 

 

SEGUNDO PASO: CAPACITACIÓN Y ACCIÓN

Es importante, y necesario, que antes de pasar a la acción te capacites. Tienes que aprender sobre la industria, la corporación, los productos, el plan de marketing, liderazgo y duplicación; pero no puedes esperar a saberlo todo sobre todo antes de empezar a actuar.

Seguramente vas a aprender más practicando que leyendo este artículo. Entiendo que necesitamos sentirnos seguros de nosotros mismos antes de salir ahí afuera a hablar sobre las bondades de nuestro proyecto, nuestros productos y nuestro plan de compensación, pero jamás el candidato que tengamos delante sabrá más que nosotros. Es por eso que no tenemos que temer exponer nuestro negocio a los demás. La manera de aprender es haciendo, y se aprende mucho más con “fuego real” que con “balas de fogueo”, entiéndase el símil.

Lo que mata a los principiantes de este negocio es la “parálisis del análisis”, que nos hace perder los primeros meses sin resultados, al estar tratando de aprender todos los detalles.

 

 

TERCER PASO: COMERCIALIZACIÓN

Sin duda, la base de todo este negocio es eso mismo, que sea un negocio. Para que lo podamos considerar un negocio hay un pequeño detalle que no podemos pasar por alto, tenemos que ganar dinero.

Parece una obviedad, ¿verdad?, pues no lo es. El network marketing no es un club de lectura, una reunión social o una terapia de motivación (aunque vaya implícito en la actividad). El MLM es un negocio, un vehículo para conseguir nuestros sueños, por medio de ir alcanzando metas (véase punto primero).

Por este motivo es primordial crear una red de clientes que nos permitan ir ganando algo de dinero. Quizás al principio no será mucho, pero de esa manera iremos “viéndole color” al negocio.

No hay que decir, por lo obvio, que tu primer cliente debes de ser tú. Necesitamos conocer y probar los productos para poder recomendarlos, pero evidentemente no todos. Es importante basarnos en una gama o una serie de productos que nos gusten y nos sintamos cómodos al recomendarlos a nuestros candidatos a clientes. Yo recomiendo que sean unos cuatro o cinco productos, al principio, para no tener que hacer un gran desembolso económico y que puedas controlar la situación con facilidad.

 

 

CUARTO PASO: PROSPECTAR, CONTACTAR E INVITAR

Todo networker quiere duplicar su negocio. Es la clave del MLM, crear una red de empresarios a los que ayudar a establecer sueños y conseguir metas. La duplicación implica una serie de pasos previos que vamos a cimentar en estas tres partes diferenciadas, pero que se dan la mano:

 

  • Prospección: Así como para encontrar petróleo, oro o cualquier otra cosa de valor, hemos de estudiar el terreno, en network marketing tenemos que aprender a prospectar. Como en el símil del petróleo, tenemos que estudiar el campo y saber dónde cavar.

En este negocio es igual, debemos identificar en qué lugares es más propicio encontrar candidatos; es por eso por lo que un networker profesional acude a conferencias sobre emprendimiento, se une a grupo de emprendedores o se acerca a foros en redes sociales de personas con intereses en común.

 

  • Contacto: Esta es una fase muy importante, ya que si estamos en un medio en el que hay prospectos a la vista y los hemos calificado como óptimos para presentarles el negocio, si no damos el primer paso para contactar, nos alejaremos de nuestra meta.

Como hemos visto en otras ocasiones hemos de contactar a prospectos que reúnan una serie de características mínimas para llevar a cabo el negocio. Yo creo firmemente que este negocio no es para todo el mundo, se precisa que la persona esté buscando un cambio en su vida, que tenga capacidad de decisión y que quiera realmente sacrificarse por conseguir sus sueños.

Por este motivo no comprendo que se pueda contactar, y mucho menos invitar, a cualquier persona por redes sociales, sin ni siquiera saber a qué se dedica, ni si cumple con esas características mínimas.

 

  • Invitación: Este paso, previo a dar el plan de marketing, es clave para el éxito de dicho plan. Si hemos entrado en un círculo en el que hemos encontrado personas con inquietudes similares a las nuestras. Si hemos dado un primer paso para contactar con una persona que hemos calificado como “un buen candidato”, el siguiente paso es invitarla a escuchar nuestra propuesta. 

Esta invitación ha de hacerse teniendo en cuenta las características y necesidades del candidato, es decir, que el candidato entienda que escuchando lo que tenemos que ofrecerle satisfará sus necesidades, no las nuestras. Por lo cual dicha invitación la llevaremos a cabo con postura y seriedad.

 

Estos cuatro pasos son clave para un posterior éxito en el plan de marketing. Hacer estos pasos de una forma correcta, no te garantiza el éxito, pero será un poco más fácil el camino.

Hasta aquí este artículo, te agradecería que aportes tu opinión en el apartado de más abajo y que lo compartas con personas interesadas en el network marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish